IES Nicolás Copérnico Écija

Testimonios antiguo alumnado

Testimonios de nuestro antiguo alumnado

Este es un ejemplo de los recuerdos y opiniones que nuestro antiguo alumnado conserva de su paso por el IES Nicolás Copérnico.

Irene Alhama

Licenciada en Traducción e Interpretación

Dicen que en los años de instituto es cuando aprendes las cosas más importantes de la vida y, en mi caso, desde luego que fue así. Estudié en el Nicolás Copérnico de 2002 a 2006 y luego, hice la carrera de Traducción e Interpretación. Recuerdo mi época en el Copérnico con mucho cariño y creo que tuve mucha suerte de estudiar allí, ya que coincidí con una generación estupenda de alumnos y profesores y gran parte de la persona que soy hoy en día es gracias a todo lo que aprendí en aquellos años, tanto en clases como (y puede que un poquito más) fuera de ellas. ¡Volvería a aquella época con los ojos cerrados!

Inés Gálvez y José María Rivera

Licenciada en Medicina e Ingeniero Aeronáutico

¡Hola! Somos Inés y José María, antiguos alumnos del IES Nicolás Copérnico, que posteriormente estudiamos en la Universidad de Sevilla y actualmente estamos ejerciendo como médica de familia e ingeniero aeronáutico. Echando la vista atrás, recordamos con mucha nostalgia y añoranza a nuestros amigos y profesores, con los que compartimos grandes momentos que jamás se borrarán de nuestra memoria: el Certamen de relatos El Mundo Esférico, las observaciones gastro-astronómicas, las divertidas semanas culturales, el proyecto Comenius… Además, hemos tenido la gran suerte de conservar como un bonito tesoro la amistad de muchos profesores y que a día de hoy nos recuerdan con el mismo cariño. Nunca olvidaremos nuestros maravillosos años allí, donde crecimos y nos convertimos en lo que somos hoy . Por encima de todo, nuestro paso por el instituto fue una bonita casualidad, ya que significó el inicio de un proyecto de vida juntos y que actualmente sigue pie, ya que ¡pronto nos casamos!

Jesús Alcalá

Estudiante de Grado en Historia del Arte

Sintetizar en este breve espacio todo lo que ha supuesto mi paso por el IES Nicolás Copérnico —mejor dicho, el paso del IES Nicolás Copérnico por mí— resulta, cuanto menos, complejo. Fue en septiembre de 2016 cuando inicié mis estudios de bachillerato en la modalidad de humanidades en un centro donde sólo veía caras desconocidas. Sin embargo, conforme fueron sucediéndose las semanas, los meses y, en definitiva, dos de los años más especiales y trascendentes de mi vida, descubrí la amistad verdadera en los compañeros que, desde un principio, me acompañaron y arroparon, así como a un excepcional cuerpo docente que ha contribuido a que perciba las cosas que me rodean de una manera especial. Estos últimos son los culpables de haber encumbrado al IES Nicolás Copérnico, en todos los ámbitos, a las más elevadas cotas de la excelencia. Y también tienen buena parte de culpa de que me haya convertido en la persona que escribe estas líneas. Gracias.

Elisa Balmaseda y
José Manuel Gutiérrez

Licenciada en Medicina (especialidad Ginecología) e Ingeniero Industrial

Nuestra andadura por el insti empezó hace años (justo el año que lo inauguraron). Ambos tenemos muy buenos recuerdos: los compañeros que se convirtieron en amigos de por vida, las risas con los profes en clase, mil y una historias grabadas..., hasta los malos ratos de los exámenes se quedan para ser recordados. Fueron tiempos bonitos que no volverán, pero que permanecen en la memoria. Además, esos pasillos acabaron siendo testigos de nuestros inicios como pareja. Somos Eli y José Manuel, matrimonio y padres de una preciosa niña. Jose Manuel es ingeniero industrial y Eli es ginecóloga.

María Márquez

Estudiante de Ingeniería Informática: Ingeniería del Software

Para mí, mi paso por el IES ha sido inolvidable. Aquí he gozado de compañeros maravillosos, conocido amigos que a día de hoy me siguen acompañando y profesores que nunca olvidaré y a quienes tengo mucho aprecio, con los cuales se puede hablar sin problema para pedirles consejo. Durante mi camino me he encontrado con obstáculos, pero con esfuerzo y trabajo, al final ha merecido la pena. Lo más remarcable de mi experiencia educativa ha sido el hecho de que algunos profesores se salieran de la rutina, que hicieran actividades especiales como Kahoots (donde adoraba competir), hacer teatros como trabajos que, aunque parezcan una distracción, hicieron el aprendizaje más divertido. Y eso me parece admirable. Por último, tengo mucho que agradecer a los profesores que me prepararon, porque llevo un pedacito de cada uno conmigo.

José David Guisado

Diseñador Gráfico

Mis andaduras por el «Titánic», como se conoce popularmente al IES Nicolás Copérnico, comenzaron allá por el año 2001. Fue una etapa de grandes cambios en mi vida: estrenaba instituto (literalmente, porque se inauguró aquel año), forjaba nuevas amistades y empecé a decantarme, gracias al apoyo de profesores y amigos, por la profesión que hoy en día ejerzo, que es la de diseñador gráfico. Estudié Comunicación por la Universidad de Sevilla, especializándome en gráfica publicitaria, y tras algunos años de trayectoria profesional nunca imaginé volver a mantener una relación con mi antiguo instituto y profesores de entonces. Pero el tiempo me llevó a ello, y de qué mejor manera que participando, a través del diseño, en proyectos lanzados por el propio centro. Ha supuesto para mí toda una experiencia y un verdadero placer como diseñador y antiguo alumno.

Beatriz Pradas

Licenciada en Filología Inglesa

Recuerdo con mucho cariño los años que pasé en el IES Nicolás Copérnico y me resulta imposible resumir en unas breves líneas las experiencias vividas durante aquel periodo de tiempo. Estudié en el instituto entre 2002 y 2008 y participé en diferentes proyectos nacionales e internacionales que me permitieron crecer tanto a nivel académico como a nivel personal. Siempre encontré un gran apoyo entre mis compañeros y el personal docente, quiénes me ayudaron y guiaron en aquella maravillosa etapa de mi vida. Jamás olvidaré todo lo aprendido.

Silvia Pérez

Ingeniera de la Edificación

Es difícil explicar todos los buenos sentimientos que me provoca pensar en el insti, en el «Titanic», como solíamos llamarlo. Estudié allí del 2001 al 2006. Aquellos años me marcaron personalmente, no sólo por todo lo que aprendí, sino también por las personas, compañeros y profesores que conocí, buenas personas y profesionales que me llevaron a ser lo que soy hoy, con unos valores que siguen conduciendo mi vida, irradiando la cultura del esfuerzo: «si quieres, puedes». Recuerdo momentos muy divertidos: las famosas observaciones astronómicas, la preparación de los relatos para el Certamen «El Mundo Esférico» y la entrega de premios, las quedadas de los sábados para conocer historia de nuestra ciudad… Y otros momentos no tan divertidos (más de nervios), pero igualmente memorables, con los famosos controles de seguimiento que nos tenían nerviosos cada día, porque no sabíamos cuándo nos pondrían un folio por delante (a primerísima hora de la mañana, probablemente. ¡Ja, ja!). Hoy, soy Ingeniera de la Edificación, y gran parte del éxito lo debo a la buenísima preparación que recibí durante aquellos maravillosos años en el IES Nicolás Copérnico.

Cristina Blázquez

Arquitecta

Podría contar mil historias de mis años por el IES Nicolás Copérnico pero me las guardo para recordarlas con añoranza con las amistades que allí se forjaron. Sin duda alguna, un espacio con buena infraestructura y con profesores altamente cualificados que me empujaron a ser quien soy actualmente. Solo tengo palabras de agradecimiento por el excelente trato recibido por parte de los profesores, compañeros y el alto nivel académico aportado que noté al entrar en la carrera en el año 2009.

Eva Paredes

¡Hola! Soy Eva. Estudié en el IES Nicolás Copérnico hace ya un tiempo. Fue una etapa maravillosa de seis años, en la que obtuve muy buenos amigos y mejores profesores. Fueron también años en los que aprendí muchísimo, tanto académicamente como a nivel personal. No podré olvidar nunca los viajes que hice con compañeros y profesores al Peñón de Gibraltar, Londres, Marruecos, Dublín, etc. Fueron extraordinarios. También aprendí a amar la lectura, y todo gracias a ciertos profesores a los que les estaré eternamente agradecida por ello, así como por otras muchas cosas. A día de hoy trabajo para poder seguir estudiando y llegar a cumplir uno de mis sueños: ser diseñadora de interiores. ¡Porque no hay que dejar de soñar nunca, por muchos años que se cumplan!

Valle Delgado

Estudiante de Medicina

Como tantos otros que hemos pasado por ahí, solo conservo recuerdos bonitos del Nicolás Copérnico. Desde la relación con mis compañeros, las actividades, las excursiones inolvidables llenas de anécdotas... Hasta la infinita sabiduría, ganas de aprender, de no rendirme nunca y de luchar por lo que más quisiera en la vida que me aportaron mis profesores, ¡que tantos ratitos de paciencia tuvieron que tener conmigo! A día de hoy, soy estudiante de sexto de Medicina, a un solo paso de terminar, y sé que gran parte se lo debo a la docencia tan bonita que ejercieron con nosotros.